Condena de 20 y 11 años de cárcel para los agentes policiales gatillo fácil

El tribunal de sentencia condenó esta tarde al sub oficial Jhonie Orihuela a 20 años de pena privativa de libertad, mientras que el Comisario Jorge Zarate fue condenado a 11 años.

Orihuela fue condenado por los hechos punibles de Homicidio Doloso en grado de Tentativa, Simulación de Hecho Punible y Persecución de Inocentes, mientras que Zárate deberá purgar por Persecución de Inocentes, Denuncia Falsa y Frustración de la Persecución Penal.

Según los antecedentes, el hecho ocurrió el 13 de agosto de 2016, sobre las calles 24 Proyectada casi Capitán Figari de Asunción, cuando Richard Pereira se movilizaba a bordo de su vehículo, hasta que en un momento dado una patrullera ocupada por los ahora juzgados empezó a perseguirlo.

El joven huyó primeramente pero luego fue alcanzado por los uniformados por lo cual se entregó. Con la situación ya controlada, el suboficial Orihuela ejecutó un disparo con una pistola calibre 9 mm., a la altura de la nuca de Pereira, lo cual dejó a la víctima parapléjica.

Posteriormente los agentes policiales informaron que en dicha ocasión la víctima tenía un arma de fuego, calibre 22, en su cintura, y que con dicho revólver, realizó disparos contra ellos, sin embargo según las pericias, el arma era inservible y no funcionaba. Además los uniformados también le colocaron droga (marihuana), a fin de incriminarlo.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*