«El presidente Guaidó no le tiene miedo a Maduro», afirma esposa de Guaidó

En diálogo con Infobae.com, desde Santiago de Chile, se refirió a la crisis que atraviesa Venezuela y a los dos meses que lleva como presidente interino su esposo, Juan Guaidó. Aseguró que la ayuda humanitaria «es más urgente que el mes pasado» y advirtió que, pese a las amenazas del régimen de Maduro, el líder opositor «seguirá con su objetivo de liberar» al país.

Fabiana Rosales mira a los ojos cuando habla y tiene respuestas firmes y sencillas. Es la esposa de Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, y estuvo en Santiago de Chile cuando se formalizó el lanzamiento del Prosur. Fue recibida por Sebastián Piñera en el Palacio de la Moneda y cumplió una ajustada agenda política destinada a explicar la crisis humanitaria que golpea a la sociedad venezolana.

Rosales es periodista de profesión y viajó a Santiago con su hija Miranda, que irrumpió en la entrevista y caminó por el lobby del hotel hasta abrazarla. Mientras la esposa de Guaidó estaba en Chile, los servicios de inteligencia del régimen populista detenían a Roberto Marrero, jefe de Gabinete de Guaidó, y amigo personal de su familia.

Marrero está en manos de los servicios de inteligencia de Nicolás Maduro, quien aseguró –sin ninguna evidencia—que el jefe de Gabinete preparaba su asesinato. «Al títere diabólico (por Guaidó), le acabamos de desmantelar un plan que dirigía personalmente para matarme», dijo Maduro para justificar la detención ilegal de Marrero.
Rosales junto a su hija Miranda
Rosales junto a su hija Miranda

Frente a Infobae, Rosales desmiente enfáticamente al líder populista. «Todo aquel que conoce a Roberto Marrero sabe que esto es imposible. Conoce cómo es su espíritu, sabe el tipo de persona que es Roberto Marrero. Todo esto es una vil mentira, una farsa que ni siquiera hay cómo sostenerla», afirmó la esposa de Guaidó.

Junto a la represión ilegal ordenada por Maduro, el régimen populista profundiza la crisis humanitaria que atraviesa a la sociedad venezolana. La ayuda que ingresa es escasa y cientos de toneladas de alimentos y medicinas aún están encalladas en los galpones de Cúcuta, una ciudad colombiana que está al otro lado de la frontera con Venezuela.

«La ayuda humanitaria hoy en Venezuela es más urgente que el mes pasado. Debe ingresar ya. Venezuela no puede seguir esperando. Tenemos que lograr que ingrese totalmente la ayuda humanitaria porque la gente se está muriendo», aseguró Rosales a Infobae.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*