Abdo Benítez pidió posición firme para la obtención de más vacunas para la región

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, pidió una posición firme para la obtención de las vacunas contra el coronavirus, atendiendo a que el suministro en la región es muy inferior a la de otras partes del mundo. Consideró que el fortalecimiento del Mercosur es imprescindible para ello.

Fue lo declarado por Abdo Benítez durante la Reunión de Jefes de Estado en conmemoración del 30 aniversario del bloque regional, que se realizó este viernes de manera virtual bajo la coordinación de Argentina, que tiene la Presidencia Pro Témpore.

En la ocasión, se refirió a la crisis generada por la pandemia del coronavirus, a la que calificó como la prueba más dura y de la región en particular.

“A un año de la llegada de la pandemia, se encuentra en una etapa crítica que socaba los cimientos de la sociedad, en la que no obstante se ven muestras diarias de solidaridad que nos dan fuerzas para seguir avanzando”, refirió.

El presidente paraguayo pidió una vez más una posición firme y única para la obtención de las vacunas contra el coronavirus, cuestión clave para la supervivencia y ante todo, para que las sociedades puedan abandonar los efectos devastadores de la pandemia.

En esa misma línea, mencionó que el suministro de vacunas a la región es ínfimo, muy inferior a las de otras partes del mundo que han acaparado la producción mundial, por lo que sostuvo que el fortalecimiento del Mercosur es imprescindible.

Abdo sostuvo que las dificultades que impone la pandemia del covid-19 requieren de respuestas globales y de la fuerza de la región para que sus propuestas y reclamos sean escuchados.
El Mercosur ha sido una herramienta al servicio de la democracia

Por otro lado, indicó que desde su nacimiento el Mercosur ha sido una herramienta al servicio de la democracia, donde los responsables políticos y sectores económicos han encontrado un punto de discusión para abordar y resolver asuntos de interés.

En la medida en la que fue madurando se constituyó en un espacio donde el ciudadano ha podido canalizar sus esperanzas y frustraciones, atendiendo a que el proceso integrador no se limitó a abordar las cuestiones económicas y comerciales, sino que permeó en el campo social, cultural, educativo, de seguridad y de los derechos humanos, añadió.

Refirió que el gran desafío en los próximos años será el de consolidar un genuino sentimiento mercusoriano en las sociedades y la convicción de un destino común que permitirá superar un enfoque meramente intergubernamental.

“Todo planteamiento relacionado con el avenir de nuestro bloque jamás deberá significar un retroceso en cuanto a los logros generados en este proceso de integración”, reforzó.

Igualmente alegó que todo esfuerzo por un Mercosur más fortalecido deberá sumar y perfeccionar la misión de integración real y efectiva. «El Paraguay confía en que ese proyecto debe seguir siendo el norte de todos los países que conforman el bloque regional», subrayó.

En otra parte de su intervención, consideró además que la política comercial- común es un acervo importante del proceso al que se debe de seguir fortaleciendo
Negociaciones externas se deben realizar en forma conjunta y coordinada

Abdo enfatizó en que el diseño actual del proceso de integración requiere que las negociaciones externas se realicen en forma conjunta y coordinada, pero que a la vez no se convierta en una barrera que impida el desarrollo de las economías.

Si bien admitió que aún resta mucho camino por andar para consolidar al bloque como una autentica plataforma de proyección internacional, dijo que se han logrado una red de acuerdos comerciales que cubre toda América del Sur, al igual que la alianza con socios fuera de la región y otras negociaciones en curso con otro grupo de países, que a su criterio deben continuar avanzando.

“Hoy podemos afirmar que el Mercosur se ha constituido en un instrumento de unión y estabilidad en la región, no podemos permitir que las ideologías contaminen este proceso, que nos dividan nuestras diferencias, tenemos que ser ejemplo como líderes de dejar un legado de entendimiento (…) que las diferencias contribuyan en el debate regional”, subrayó.

Resaltó la necesidad de que las diferencias no interfieran en el fortalecimiento del Mercosur, es por ello que, hizo un llamado al diálogo franco para seguir luchando por la consolidación del proyecto de integración que nació hace 30 años. “Seamos realistas, pragmáticos y brindemos a nuestras naciones las mayores herramientas para la integración regional y para el desarrollo”, agregó.

«Hago votos que los próximos 30 años encuentren a una región con la misma inspiración común y el deseo compartido de brindar una mayor prosperidad y una mejor calidad de vida para nuestros pueblos”, indicó al concluir.

De la Cumbre virtual participaron los Presidentes de Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Argentina, Alberto Fernández; de Brasil, Jair Bolsonaro; de Bolivia, Luis Arce; y de Chile, Sebastián Piñera.

(Visited 3 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*