Cámara de Diputados expulsó de su seno al diputado Carlos Portillo

El pleno de la Cámara de Diputados expulsó de su seno al diputado Carlos Portillo, durante una sesión extraordinaria desarrollada en la fecha a instancias del diputado Ramón Romero Roa, quien presentó un proyecto de resolución pidiendo la pérdida de su investidura.

La votación, que se realizó en forma nominal, arrojó un resultado de 61 votos a favor de la pérdida de investidura, 1 en contra, 4 abstenciones y 14 ausentes.

El motivo principal de la expulsión es una serie de audios que una emisora radial (Radio 1000), difundió en la víspera donde se le escucha, supuestamente, al diputado Portillo haciendo uso indebido de sus influencias, negociando nombramientos en la Cámara de Diputados, y refiriéndose a ternas para cargos en el Poder Judicial.

“En la fecha, nuevamente, fueron publicados audios del señor Portillo, esta vez ofreciendo cargos vacantes de la Cámara de Diputados y que para acceder a tales vacancias el interesado debía abonar cierta cantidad de dinero”, dice parte de la acusación.

“No es muy cómodo ni gratificante para un legislador presentar un pedido de pérdida de investidura de un colega, pero debemos ser respetuosos de la leyes”, significó el diputado Romero Roa, al fundamentar su proyecto ante la plenaria.

El documento presentado, también hace mención a hechos anteriores que ya merecieron, en su momento, el juzgamiento del mismo legislador por sus colegas.

En este sentido, el diputado Romero Roa recuerda que ya en el año 2017, el diputado Portillo aparece en conversaciones, “como una suerte de nexo de pago a dos miembros del Tribunal de Apelación del Departamento del Alto Paraná, a fin de que los votos apunten en determinado sentido”.

En aquella oportunidad, recordemos, se hablaba de una coima de USD.3.000 a cambio de una resolución favorable para una contadora, cuyo proceso judicial se encuentra vigente.

El proyectista del documento de Pérdida de Investidura, ofreció como prueba publicaciones periodísticas, grabaciones y constancias de la carpeta fiscal abierta por el Ministerio Público, por el presunto hecho punible de tráfico de influencias.

En este sentido citó el Art. 201 –De la Pérdida de Investidura- de la Constitución Nacional, que establece: “Los senadores y diputados perderán su investidura, además de los casos ya previstos, por las siguientes causas… el uso indebido de influencias, fehacientemente comprobado”.

“Del cúmulo de pruebas señaladas, se colige, con meridiana claridad, que el señor Carlos Portillo Verón, ha caído en uso indebido de influencias y la verosimilitud del carácter fehaciente, se vislumbra con los audios propiciados por el mismo legislador”, dice la parte concluyente de la presentación del diputado Romero Roa.

En los alegatos finales, citó, además, el artículo 248 de la Constitución Nacional, que trata de la independencia del Poder Judicial y las consecuencias para quienes atenten contra la misma, tomando injerencia en las decisiones de sus miembros, que se traduce en la prohibición para ocupar un cargo público por cinco años.

Tras escuchar la acusación, la Cámara de Diputados se declaró competente para llevar adelante el juicio de Pérdida de Investidura del diputado Carlos Portillo, a quien citó para que pueda ejercer su debida defensa, en una siguiente sesión extraordinaria.

Defensa del diputado Portillo

La plenaria de Diputados, tras escuchar la acusación contra el diputado Portillo, citó al mismo a ejercer su defensa, en una siguiente sesión extraordinaria, que se convocó de forma inmediata.

Su defensa, ante la plenaria, básicamente, giró en torno a que los audios, de los que dijo fueron manipulados con intención de dañar su figura política.

“Reconozco que son de llamadas mías, y si en algo ofendí a colegas o ciudadanos, pido disculpas, pero aclaro que los mismos fueron sacados de contextos y no reflejan la realidad”, indicó a la vez de citar el artículo 36 de la Carta Magna, que habla sobre la inviolabilidad del patrimonio documental de las personas y su carencia de valor en juicio, al no haber sido autorizados por un juez competente.

“Esos audios no sólo son mentiras, sino también, inválidos para demostrar algo en mi contra”, remarcó.

Asimismo, recordó que un ciudadano no puede ser juzgado dos veces por una misma causa y citó al respecto la Convención Interamericana del Pacto de San José de Costa Rica, sobre garantías judiciales.

Solicitó, además, testimonio de los integrantes de la Bancada de Honor Colorado, para corroborar si recibió u ofreció beneficio económico alguno, para la obtención de cargos dentro del Congreso Nacional, negando rotundamente haber incurrido en semejante acto.

Seguidamente, pidió se le otorgue un plazo de al menos 48 horas para el ejercicio de su defensa, sin embargo, esto no fue concedido por la plenaria.

Finalmente, aseguró que el proceso llevado a cabo es inconstitucional y según sostuvo, las pruebas en su contra no son sólidas y no se probó delito alguno.

“Todo lo planteado aquí por mi adversario político en Alto Paraná, es violatorio de la Constitución y pactos internacionales. Pueden echarme si quieren, pero les aseguro que de aquí a un tiempo, con la ayuda de mi pueblo altoparanaense, volveré a esta Cámara o al Senado, porque me voy con las manos limpias”, puntualizó.

Según voto nominal, se retiró la investidura a Carlos Portillo por 61 votos a favor, 1 en contra, 4 abstenciones y 14 ausentes.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*